viernes, 2 de junio de 2017

JUNIO 2017. INICIO. Inconforme por vivir en la pobreza, la joven y hermosa Maria Iris Ozuna, conocida por todos en el barrio como La mariposa, poseedora de una inigualable belleza y una ambición desmedida, desahoga su pena con el joven y apuesto Rolando Meneces, el chico más apuesto del barrio y el cuál trabaja con su padre en una verdulería de la central de abasto, sitio en el que la protagonista constantemente es piropeada y asediada por los cargadores y choferes del lugar, a los que provoca con su belleza y sensualidad. Maria Iris trabaja como secretaria en el consultorio dental del doctor Héctor Blanquiarte, de quien es amante a escondidas de su familia y el cual la apoya para que culmine sus estudios en una universidad abierta. Esta relación pronto es descubierta por su hermana, Carolina, quien nunca ha tenido buena relación con ella y le reprocha el serle infiel a Rolando. Maria Iris se burla de ella por estar enamorada de su novio y asegura que todo lo que le reclama son patrañas pero Carolina está convencida de lo que descubrió. Las escucha Esperanza su madre, a la que ocultan el motivo de su discusión y la cual está segura de que se debe a algo que ha hecho su hija menor, la cual se refugia en Rodolfo, su padre, al que insiste en que su madre y hermana la odian y el cua la defiende, causando esto un conflicto entre el matrimonio, mientras que Maria Iris afirma a Carolina saber lo que hace y jura que si dice una sola palabra de lo que sabe se irá de la casa y esto le causará un gran dolor a su padre. Carolina no puede creer la capacidad de maldad de su hermana mientras que Esperanza sufre creyendo que su hija va por mal camino y pide apoyo a su marido, Rodolfo, para quien su hija es la luz de sus ojos y le ha consentido todo. Le pide que no discuta con su madre y Maria Iris asegura rechazar a Esperanza por creerla una conformista sin aspiraciones, resignada a vivir en la miseria, atendiendo su tienda de abarrotes. Esto insulta a Rodolfo, al que la chica pide perdón pues lo sabe condenado a vivir postrado en una silla de ruedas. Luego Maria Iris desahoga con Rolando el vivir harta de la pobreza y desear llegar muy lejos. Él, entristecido, confiesa sentir que ella y también lo menosprecia pues pertenece a ese mundo que tanto rechaza. Maria Iris lo besa y le asegura que él es lo único que vale la pena de ese mundo que tanto desprecia.

Luego de vivir y laborar durante años en el norte del país, Patricio Labastida ha regresado a la capital para trabajar en el consorcio de su padre, ocultando todavía a Nuria, su madre, las razones por las que en verdad se fue a radicar al norte, mismas que conoce muy bien su padre, Braulio, el cual junto con su mujer lo sorprende al invitar a su casa a una antigua novia del hombre: Silvana Dosamantes, con quien siempre la han querido ver casado. Pasan una linda velada y después Patricio discute con Braulio, ya que él no quiere comprometerse con esa mujer. El padre le hace saber que es lo mejor para la familia y mucho más para él, si no quiere que la gente sospeche de los verdaderos motivos que tuvo para huír al norte.

Rolando es aconsejado por su padre, Guadalupe, quien por años ha sido amigo de Rodolfo y Esperanza y sabe que Maria Iris,es ambiciosa y despreciable, para que se aleje de ella antes de que lo haga sufrir y mejor voltée el corazón hacia Carolina, la cual siempre ha estado enamorada de él. Sin embargo tiene sueños de salir adelante y por ello culmina su carrera universitaria abierta, convencido de que logrará todo aquello que haga que Maria Iris permanezca a su lado.

Maria Iris conoce a Alma Blanquiarte, hermana de Héctor, mismo que hace saber a su hermana el estar enamorado de su secretaria aunque sea muy poca cosa. Alma ve en Maria Iris gran potencial y cree que ayudándola un poco puede convertirse en la mujer perfecta para su hermano por lo que le ofrece su amistad, comenzando a mostrarle un mundo con el que la ambiciosa muchacha siempre soñó. Es en un club deportivo al que asiste con Alma y Héctor que conoce a Patricio, hacia el cual siente una fuerte atracción, misma que despierta en él pero que se desvanece ante la repentina presencia de Silvana, quien lo acapara en todo momento.

Carolina sufre por el amor de Rolando y Esperanza le aconseja que lo olvide pues el muchacho ama a su hermana. Carolina está convencida de que Maria Iris solo está utilizando al verdulero con el único fin de hacerle daño a ella, pues siempre ha sido así desde que eran niñas. No sospechan que las ha escuchado Rodolfo, el cual se niega a aceptar que su consetida sea como su madre y hermana creen.

Danilo, gran amigo de Rolando en la central de abasto, siempre ha estado enamorado de Carolina y está convencido de que Maria Iris es ambiciosa y tarde o temprano le hará daño a su amigo, quien confía ciegamente en el amor de su novia.

Héctor descubre que Maria Iris no vive en una colonia de clase media sino en la vecindad de un barrio popiular, por lo que le propone llevarla a vivir a un lugar digno y decente si ella acepta estar con él. Maria Iris cree que esto se trata de una propuesta matrimonial pero sus ilusiones se rompen cuando el hombre le dice que prefiere que sigan siendo amantes en vez de comprometerse. Maria Iris llora y entonces él la toma en sus brazos para ofrecerse a llevarla a casa mas ellalo impide pues se siente avergonzada de su familia y no quiere que él la conozca. Pronto él la sorprende al mostrarle un departamento amueblado que será su nido de amor Ella, en recompensa se entrega a él sin más.

Atormentado por el pasado y la presión de Braulio y Nuria, Patricio no tiene más remedio que aceptar casarse con Silvana pues en su consciencia carga con la muerte de una mujer con la que se metió y lo quiso extorsionar. Comienza a laborar en la empresa de su padre, donde la occisa trabajaba. Volver al lugar lo llena de recuerdos y Braulio le pide que olvide el pasado y se concentre en su futuro. Como su asistente le es otorgada Maleny, una vieja amiga de la occisa y la cual siempre ocultó estar al tanto de la relación por lo que comienza a intentar seducir a Patricio, quien la rechaza.

Carolina revela a Guadalupe sospechar que Maria Iris no le es fiel a Rolando por lo que el padre se lo informa a su hijo, el cual busca a Carolina para exigirle que no levante falsos en contra de su hermana solo porque está celosa de ella. Carolina lo abofetea y con lágrimas le jura que el día que descubra que Maria Iris lo engaña como los ha engañado siempre a todos, no lo soportará y se llevará una fuerte decepción. Por ello Rolando aguarda a las puertas de la vecindad esperando a su amada, a la que ve descender del auto de Héctor, armandoles una escena de celos que se pacifica cuando el dentista asegura ser solamente el jefe de la chica, la cual rechaza a Rolando y decide terminar con él con el pretexto de sentirse agredida así como haber descubierto que él no le tiene confianza. Rolando culpa de esto a Carolina, la cual se desahoga con Danilo, quien la besa y le asegura que si acepta ser su esposa él está dispuesto a hacerla feliz y lograr que lo ame por lo que la chica le da una oportunidad, aceptando su amor, y cuando se lo cuenta a sus padres padece las burlas de Maria Iris, quien le asegura que al enamorarse de un cargador estará condenada a la pobreza. Calla cuando Carolina le pregunta cómo está tan segura de que a ella no le sucederá lo mismo al lado de Rolando así como si ya tiene a un novio con dinero y está convencida de que la sacará de pobre. Esperanza y Rodolfo esperan la respuesta de su hija, quien les dice sentir lástima por ellos y se encierra en su cuarto, donde solo piensa en Patricio y todo lo que podría tener a su lado, así como en el amor de Rolando, al que está dispuesta a renunciar por perseguir sus sueños.

Rolando discute con Guadalupe pues este se niega a aceptar a Maria Iris y se alegra de que esta haya terminado con su hijo, el cual se desahoga con Danilo, al que entera de que ha ahorrado lo suficiente para comprarse un taxi e independizarse. Busca a Maria Iris para decirle lo que piensa hacer y ella solo se ríe de él asegurando que jamás se casaría con un taxista. Rolando enfurece y le pregunta si se casaría con un dentista y ella, aunque asombrada, con tal de provocar sus celos le dice que sí. Por tal motivo Rolando acude al consultorio de Héctor, al que enfrenta y golpea exigiéndole que se aleje de su novia. Son sorprendidos por Alma, la cual se estremece ante la imponente presencia del verdulero, quien con su sensual musculatura despierta en ella sensaciones inexplicables.

Patricio habla seriamente con Olivia y Germán, padres de Silvana, a quienes promete que esta vez las cosas van en serio con su hija y no la volverá a rechazar como en el pasado. Sin embargo más tarde confiesa a su mejor amigo y hermano de su novia, Daniel, que en el club ha conocido a Maria Iris y se ha apasionado por ella. Desde este momento los dos hacen presencia en el lugar para que Patricio pueda encontrarse con ella, pues la chica siempre acompaña a Alma, a quien Daniel se encarga de distraer con su galanura para que su amigo pueda acercarse a Maria Iris. Pronto los dos comienzan a relacionarse hasta que Patricio le revela no poder evitar sentirse atraído a ella y la besa apasionadamente. Héctor está a punto de descubrirlos pero repentinamente Daniel evita que lo haga y dice a su amigo que esa chica por la que se ha apasionado se convertirá en esposa del dentista por o que le advierte que no se enrede con ella pero Patricio se cree capaz de conquistarla.

Héctor reprocha a Maria Iris el haberlo engañado y andar con él al mismo tiempo que con Rolando. La muchacha lo niega pero al no poder sostener más su mentira pide a Alma que la ayude pues ella en realidad desea ser la esposa de Héctor. Alma sin emabargo apoya a su hermano y pide a la chica que deje el consultorio y de a Héctor un tiempo para reflexionar. 
Al caminar por la calle la sensual muchacha es sorprendida por Patricio, quien la invita a subir a su auto y la invita a comer, confesándole sentirse muy atraído a ella y estar dispuesto a lo que sea para que ella lo acepte como novio. Maria Iris entonces le dice pertenecer a una familia de abolengo y tener una mala relación con sus padres, las cuales en un afán por volverla una mujer responsable la han obligado a asistir a Héctor, al que acusa de haberla acosado. Patricio le promete que con él se acabarán sus problemas y la besa apasionadamente.

Nuria recibe un anónimo en el que la enteran de que su hijo asesinó a una mujer y esa fue la razón por la que huyó al norte. Preocupada, se lo cuenta a su fiel sirvienta, Dolores, quien le aconseja que hable con Braulio, a quien la desesperada madre pide que le diga la verdad y este acepta el error que cometió su hijo y le pide que no diga nada a nadie, ni siquiera a él, al endfrentándolo en privado para abofetearlo y hacerle saber que alguien más está al tanto de lo que hizo. No sospechan que el anónimo lo ha enviado Maleny, quien a su vez es la amante de Braulio y al notarlo preocupado le pregunta qué sucede pero este no le dice nada. Por su parte Patricio hace saber a Nuria que ha conocido a una chica excepcional que en nada se compara con Silvana y que, además, es de su mismo nivel socioeconómico. Asustada, Nuria pide a su hijo que no se atreva a ir en contra de la voluntad de su padre y Patricio asegura que en su felicidad solo decide él.

Carolina comienza a confeccionar su vestido de novia con ayuda de Esperanza, quien le asegura que será feliz, lo mismo que Rodolfo, quien se niega a gastar la mitad de sus ahorros en la boda de su hija mayor, argumentando a su esposa que los ha guardado para la boda de Maria Iris. Esperanza reprocha a su marido el tener predilección por su hija menor, la cual se avergüenza de ellos y en cuanto consiga un marido rico los olvidará, mientras que Carolina ha sido quien los ha ayudado económicamente desde que él quedó paralítico. Aún así Rodolfo se mantiene en su posición y Maria Iris, quien lo ha escuchado todo, sonríe malévolamente, disfrutando del pobre destino de su hermana, de la que se burla al verla coser su sencillo vestido de novia. Luego disfruta pensando en Patricio, dispuesta a seducirlo hasta enloquecerlo y hacer que se case con ella para lograr sus ambiciones.

Daniel recomienda a Silvana que se olvide de Patricio pues él nunca será para ella y tampoco le conviene ya que es un títere de Braulio y solo por ello le pidió que se casaran. La chica se niega pues su prometido ha sido el gran amor de su vida y pide a sus padres que la ayuden a lograr sus objetivos. Por ello Germán hace un trato con Braulio y celebran una cena en la que se pide formalmente la mano de Silvana, sorprendiendo a Patricio, quien a su vez le pide a Daniel que lo ayude pues él con quien quiere casarse es con Maria Iris.

Héctor no puede dejar de pensar en Maria Iris y se hunde en una gran depresión que alerta a Alma, la cual le suplica que luche e intente olvidar a la muchacha o la busque y se reconcilie con ella. Héctor no tiene fuerzas y por ello Alma acude a la vecindad y conoce a la familia de la chica, asombrándose por la pobreza en la que viven y que ella no aparenta en su trabajo. Al no encontrarla se marcha y en la calle se topa con Rolando, el cual le dice como él y Maria Iris se han querido desde niños y prometieron casarse algún día.

Rolando intenta reconciliarse con Maria Iris, quien lo rechaza y ante la insistencia del chico acepta que no puede corresponderle por ser pobre, ya que ella desea abandonar el barrio, la vecindad y con ello los años de pobreza que ha vivido. El chico se emborracha solo,e n casa, donde es sorprendido por Guadalupe, al que cuenta todo. El padre le pide que sea fuerte y enfrente la realidad comenzando por aceptar que ella no es para él, ya que la muchacha vuela demasiado alto sin darse cuenta de lo que en realidad es.

Patricio hace saber a Nuria que no desea casarse con Silvana y por lo tal enfrenta a Braulio, quien lo ha escuchado. Padre e hijo discuten y esta vez Patricio no permite las imposiciones de su padre, el cual sale furioso de casa para desfogar su coraje en brazos de Maleny, la cual aprovecha que el hombre se queda dorido para hacer una llamada anónima a Nuria y decirle que es una amiga suya, advirtiéndole que su marido la está engañando. La esposa se siente angustiada y le cuenta todo a Dolores, la cual le pide que no diga nada a Braulio hasta no estar convencida de que en realidad este la engaña pues podría tratarse de una trampa.

Carolina y Danilo tienen todo listo para casarse y Maria Iris solo se burla de ellos pues han cerrado el paso a la vecindad para festejar su recepción en el patio, con todos los vecinos. Carolina hace saber a su hermana que no caerá en su juego así como le desea que un día ella encuentre a un hombre que la ame como Rolando la ama a ella. 
Maria Iris ríe y recuerda a Carolina que ese hombre ya existe y se llama Rolando, de quien ella sigue enamorada aunque se vaya a casar con su mejor amigo y al cual ella, Maria Iris, ha rechazado porque no piensa sguir viviendo en la pobreza y menos al lado de un hombre sin futuro. No se da cuenta de que Rolando la ha escuchado y sufre cuando él la desprecia para decirle la verdad: Aunque vuele muy alto, siempre será una la hija de unos verduleros. Por ello la ambiciosa joven se refugia en brazos de Patricio, quien se aprovecha de la situación para intentar hacerla suya pero cegada por su ambición y sus deseos de dejar el pasado atras, Maria Iris se niega, dispuesta a convencerlo para que le pida matrimonio.

Silvana discute con Daniel y Olivia, los cuales insisten que es una locura que quiera casarse con un hombre que no la ama. La chica abofetea a su hermano cuando este le dice que siempre será el plato de segunda mesa pues Patricio ha preferido a otras antes que a ella. La muchacha jura a su madre y hermano que tendrá a Patricio comiendo de su mano y se casará con él así sea lo último que haga. Acude a Nuria para pedirle que la ayude y esta le pide que escuche su corazón y no a sus caprichos, pues un matrimonio es para toda la vida. La confundida Silvana no sabe a quien pedir ayuda y llora en soledad, donde es sorprendida de nueva cuenta por Daniel, quien le pide que recuerde que ya antes una chica se había obsesionado con Patricio y terminó muriendo de manera misteriosa.

Rodolfo se siente muy mal y Esperanza teme por su vida. Le suplica que vayan a un hospital pero él no desea arruinar la felicidad de Carolina pues declararse enfermo suspendería su boda.

A la vecindad han llegado a vivir Leonorilda y Betzabé Bolaños, madre e hija que se dedican a la costura y que de inmediato conocen a Guadalupe, el cual se ofrece a ayudarlas en todo lo que deseen a la vez que les ofrece sus productos. Cuando Betzabé conoce a Rolando, de inmediato queda enganchada a él y le hace saber a Leonorilda que ha conocido al chico de su vida.

El día de la boda entre Carolina y Danilo llega y Rolando habla ocn la novia, a la que dice estar seguro de que ella lo sigue amando y se casa con su amigo solo por despecho. Carolina llora y asegura que en verdad amó demasiado a Rolando, mas entendio que, como todos, se cegó por la belleza de Maria Iris, la cual la chica utiliza para aprovecharse de todos a su conveniencia y que así como lo utilizó a él o al doctor Blanquiarte, utilizará a otro, hasta saberse convertida en una mujer de sociedad.

Braulio discute con Maleny y le hace saber que deben terminar y ella le jura que si la deja gritará a los cuatro vientos que su hijo tuvo que ver con la muerte de una mujer que todavía se encuentra desaparecida y que él, su padre, tuvo mucho que ver. Braulio toma a su amante del cuello y le jura que si se atreve a abrir la boca la destruirá, pero Maleny no le tiene miedo.

Maria Iris y Patricio comienzan una relación a la que Daniel se opone pues sabe que su amigo terminará siendo víctima de los caprichos de la chica, la cual de inmediato se muestra pedante y altanera en el club, donde enfrenta a Alma, olvidando que esta fue su amiga para burlare de ella y agredirla. Daniel defiende a la mujer y Patricio le pide que no interfiera y apoya a su nueva novia, la cual al besarlo no puede olvidar los brazos y caricias de Rolando, quien al saber que la salud de Rodolfo empeora le hace una llamada repentina, poniéndola nerviosa pues no quiere que nadie sepa que pertenece a la clase obrera. Patricio le pide que le diga quién le ha llamado y le arrebata el teléfono pero Rolando ya ha colgado.

Carolina no se siente dichosa al lado de Danilo y habla con Esperanza, a la que revela seguir enamorada de Rolando, quien a su vez se muestra dispuesto a ayudar a las mujeres ahora que Rodolfo se encuentra mal. Desahoga el dolor que siente al saber a Yurdia perdida con Betzabé, quien lo intenta besar pero él la rechaza. Ella desahoga esto con Leonorilda y esta le aconseja que no de el primer paso pues la gente podría pensar mal de ella. La chica no sabe que fue vista por Maria Iris, quien la busca para advertirle que se aleje de Rolando o se arrepentirá.

JULIO 2017. Maleny insiste en hacer imposible la vida de Nuria, a la que sigue haciendo llamadas telefónicas advirtiéndole de la infidelidad de su marido. En una de esas llamadas es enfrentada por Dolores, quien le dice estar convencida de que es ella la amante de Braulio y que con intrigas no logrará separar al matrimonio, así como le advierte saber quien es pues le ha reconocido la voz. Esto llena de miedo a Maleny, quien al colgar la maldice.

Germán y Olivia enfurecen cuando Daniel les dice que Patricio tiene otra novia además de su hermana, por lo que deben evitar que Silvana se siga encaprichando con él. Olivia echa la culpa a Germán, al que acusa de ser un hombre falto de carácter y conformista, al que solo importa su trabajo y no ha sabido tener mano dura con sus hijos. Él busca a Braulio y le reclama lo que está sucediendo delante de Patricio, quien acepta que ama a otra y que no se casará con Silvana aunque ella y su padre deseen obligarlo.

Héctor busca a Maria Iris para pedirle que regrese con él pues no puede olvidarla. Le ofrece todo lo que tiene y ella solo se burla de su estado para entonces decirle que lo utilizó, que pensó llegar lejos con él, pero que gracias a Alma conoció al hombre con el que se casará y será feliz teniendo todo lo que siempre soñó. Esto hace que Héctor entre en crisis y, confundido, la jale para llevársela con él. La chica forcejea y al zafarse sale corriendo y este, al perseguirla, cruza la calle sin percatarse de que el cofer de un camión de refrescos viene jugando con otro colega y lo arrolla, arrancándole la vida. Su muerte llena de dolor a Alma, la cual responsabiliza a Maria Iris cuando esta, acompañada por Patricio, se presenta al funeral, de donde la echan. Maria Iris llora y asegura a su novio no entender por qué todos la creen mala cuando en realidad ella solo ha querido ayudarlos y se ha pasado de buena. Patricio le pide que se case con él y ella acepta mas deja claro que sus padres no están en el país y será difícil que él los conozca. A Patricio no le importa y la lleva a su casa para presentársela a sus padres, quedando Braulio y Nuria admirados por la belleza de la chica.

Esperanza hace saber a Leonorilda y Guadalupe atravesar por un mal momento económico y no tener dinero para la operación de Rodolfo. Los escucha Rolando, quien reúne a colonos y vecinos para hacer una vaquita y ayudar a los Ozuna, sin embargo la gente sabe que por tratarse de un pariente directo de Maria Iris quizás todo sea una farsa. Betzabé se une a Rolando y termina convenciendo a la gente, logrando acumular unos pesos que llevan a Esperanza, la cual les agradece su bondad, así como la de Danilo, quien está dispuesto a gastar todos sus ahorros para salvar la salud de su suegro, demostrando así a Carolina que como hombre vale la pena.

Germán hace saber a Silvana que Patricio se casará con otra y, en venganza, esta acude al club a buscar a Maria Iris, a la que no encuentra. Pero sí habla con Alma, quien le cuenta que la muchacha utilizó a su hermano Héctor y le revela todo lo que sabe de ella. Por ello Silvana busca a Nuria para decirle que la novia de su hijo es una impostora y no pertenece a la familia que dice, sino que es una pobretona que solo está utilizando a Patricio para escalar socialmente. Es escuchada por el mismísimo Patricio, quien la corre de su casa y exige a su madre que no diga a Braulio una sola palabra de lo que Silvana le ha dicho pues él lo arreglará todo. También oculta a Maria Iris saber su verda y le habla de lo que él puede obtener al casarse con él, proponiéndole que lo hagan pronto. Pero Maria Iris, aunque acepta, tiene el recuerdo de Rolando impregnado en la mente y duda de si debe perseguir sus ambiciones o conformarse con el amor. Toma una decisión cuando, durante la operación a la que se somete, Rodolfo pierde la vida, pues al ver a su madre y hermana sumergidas en la pobreza piensa en cómo se puede beneficiar y casándose con Patricio, quien enfrenta a su padre cuando este se opone dicho casamiento pero todo cambia cuando aparece Maria Iris llorando para decirles que sus padres han muerto en un terrible accidente y no logran encontrar sus cuerpos. Habla de la fortuna y propiedades que estos supuestamente le dejaron y esto cambia la visión de Braulio, quien revela a Nuria que casandose Patricio con Maria Iris la pueden despojar de todo para beneficiarse ellos. Nuria solo escucha a su marido en silencio y se desahoga con Dolores, a la que dice cuan alegre será el día en que su marido sepa la verdad.

Danilo está convencido de que Carolina sigue enamorada de Rolando, con el cual muestra indiferencia. Este le pide que le diga qué sucede y ambos terminan discutiendo al grado de que, cuando las cosas se agravan, Guadalupe interfiere y pide a su hijo que se marche para entonces hablar con su empleado, al que pide que divida sus asuntos personales del trabajo y no olvide que muchas veces tanto él como Rolando le advirtiron que quizás cometía un error casándose con una mujer que no lo ama.

Esperanza sufre un atraco en la tienda de abarrotes y arma tremendo escándalo en el barrio aunque nadie puede ayudarla. Se desahoga con Leonorilda, a la que dice cuanta falta le hace Rodolfo. Las dos mujeres ahora se entienden pues ambas deben enfrentarse a la vida solas. Luego Esperanza dice a Leonorilda estar convencida de que Carolina no es feliz con Danilo y que fue Rolando con quien debió casarse pues siempre lo amó. 

Carolina  acude a su Esperanza, a la que asegura que Rolando es cosa del pasado y ella está perdidamente enamorada de su marido, aunque él crea lo contrario. Por ello Esperanza habla con su yerno, al que asegura que debe luchar por Carolina y dejar atrás los celos.

Daniel y Alma cada día son más cercanos y ella le revela el resentimiento que siente hacia Maria Iris por haber hecho sufrir a su hermano, al punto en que lo llevó hasta su muerte ya que a ella nadie le quita de la cabeza que ella era la mujer con la que él discutió momentos antes de morir, aunque lo niegue. Daniel hace saber esto a Patricio y le advierte que quizás está cometiendo un error al casarse con alguien que solo lo está utilizando. Patricio sin embargo no hace caso de los consejos de nadie y sin que Maria Iris se de cuenta la sigue hasta el barrio y la vecindad en que vive, escuchándola discutir con Esperanza y Carolina sobre cómo odia la pobreza y ha logrado que su vida cambie dentro de poco, pues sin querer se ha sacado la lotería. Patricio se llena de profundo odio y rencor pero calla y decide continuar con sus planes de boda a pesar de que Nuria le suplica que piense bien las cosas.

Ante Maleny aparece el detective Víctor Estrada, preguntando por su hermana Karina. Maleny le dice que esa mujer desapareció hace algunos años y que nadie sabe en donde se encuentra. La mujer se sorprende cuando ante el hombre le dice ser hermano de la desaparecida y estar dispuesto a dar con su paradero. Le deja su tarjeta pidiéndole que se comunique con él si sabe algo de la desaparecida. Son vistos por Patricio, quien se acerca a la asistente para preguntarle qué sucede y se aterra cuando esta se lo dice. El cobarde chico pide ayuda a su padre, quien le asegura que no descubrirán nada porque ellos no dejaron huella de nada. Maleny los escucha tras la puerta y es sorprendida por Alma, quien le pregunta por qué espía conversasiones que no le incumben y luego entera a su marido de lo que vio.

Silvana acecha sigilosamente a Maria Iris, quien sorprende a Betzabé demasiado cariñosa con Rolando en la central de abastos y por ello la ofende. Intenta besar al chico pero este la rechaza y le pide que regrese al lado del catrín con el que se casará y se olvide para siempre de él. Esto llena de dolor a la chica, la cual busca a su madre para desahogarse y esta le hace comprender que todo error tarde o temprano se paga... y muy caro. Maria Iris asegura que ella llegará muy alto y dejará de ser una muerta de hambre. Calla cuando su madre le dice que sin importar que tan alto vuele ni a qué horizonte llegue, siempre resaltará de los demás porque aunque sus alas vuelen muy alto iempre será una mariposa de barrio, mezquina y ruín, al grado que mata todo lo que toca. Maria Iris se paraliza ante las palabras de su progenitora.

Patricio recibe un anónimo en el que le advierten que su futura esposa tiene una amante y que se casará con él solo por interés. El hombre rompe el mensaje y no dice una sola palabra a Maria Iris pero comienza a pasar mucho tiempo con ella, levantando sospechas por lo que la chica le pregunta qué es lo que sucede. Él, para ocultar lo que sabe y evitar que ella se vea con el mundo que dejará atrás, le entrega un departamento en el que vivirán y la acosa por todas partes, principalmente en el club, donde se presenta para asegurarse de que nungun otro se le acerque por lo que Daniel, al darse cuenta, habla con él y le recuerda que hace años hizo lo mismo con Karina, la cual desapareció totalmente para protegerse de él. Daniel se asombra cuando su amigo le confiesa que esa mujer pagó muy caro por haberse atrevido a terminar con él y así matar sus ilusiones.

Maria Iris reclama a Carolina no hacerse cargo de su madre y haber dejado morir a Rodolfo por ser una conformista. Danilo, furioso, interrumpe y le recuerda a la chica que parte de sus ahorros Carolina se los dio para que pagara sus estudios, mismos que nunca terminó al empeñarse en trabajar con el doctor Blanquiarte, de quien e convirtió en amante. Maria Iris abofetea a su cuñado y reprocha a su hermana el ventilar su vida. Carolina le deja claro que ella también tenía responsabilidades para con sus padres y sin embargo jamás se preocupó por brindarles una ayuda a sabiendas de que la tienda de abarrotes cada día se veía más afectada, sin embargo le chupó a Rodolfo todo cuanto pudo y ni siquiera estuvo a su lado en sus último momentos. Esperanza interfiere para defender a Maria Iris y Carolina entonces le asegura a su madre que un día se dará cuenta de quien es el monstruo al que siempre ha consentido, cuando Yurida le de la espalda justo el día en el que más la necesite, pues es mala por naturaleza. Maria Iris, hasrta de las acusaciones de su hermana y furiosa por los insultos de Danilo, grita a la primera lo que piena de ellos: Que él es un verdulero sin futuro, condenado a vivir siempre en la miseria, mientras que ella nunca pasará de ser una muerta de hambre que terminará lavando y planchando ajeno o haciendo vestidos de segunda a las vecinas del barrio. 
Carolina sin embargo dice estar orgullosa de lo que ha logrado con esfuerzos, sin la ayuda otros, mientras que nadie puede decir lo mismo de Maria Iris, quien solo ha vivido de sueños y ha conseguido lo que ha podido porque ha ido de rama en rama, como lo que realmente es. Maria Iris abofetea a su hermana y se encierra en su habitación para preparar su maleta, dispuesta a irse de la casa. Esperanza suplica a Carolina que pida perdón a la chica, de rodillas si es preciso, pero Carolina se niega y hace saber a su madre que ahora es cuando ellas deben ser orgullosas y no tragarse las ofensas de la joven, quien sale de casa y busca a Rolando para suplicarle ayuda. Él la recibe en casa, donde ella logra intimidarlo y lo besa, durmiendo juntos. Al amanecer quien se lleva una terrible sorpresa es Betzabé, pues lleva al chico pastelillos que ha horneado y Maria Iris se encarga de que descubra lo que sucedió durante la noche. Betzabé se desahoga con Leonorilda, la cual le pide que sea paciente pues tarde o temprano el muchacho se dará cuenta de quien es Maria Iris en realidad.

Maleny y Braulio se besan son descubiertos por Patricio, quien trata a la mujer ocmo a una cualquier y reprocha a su padre el serle infiel a Nuria con alguien tan baja y vulgar como su asistente. Braulio recuerda a su hijo que él lo apoyó cuando accidentalmente mató a Karina y ahora que insiste en casarse con Maria Iris, por lo que lo cuestione así como que diga una sola palabra a su madre. Patricio no tiene más opción que apoyar a su padre pero a solas se desahoga con Maleny, a la que insulta y humilla por lo que ella jura venganza y se comunica con Víctor, al que hace saber que su hermana fue la amante de su jefe por mucho tiempo.

Carolina ve en un peridódico la foto de Maria Iris con Patricio y se la muestra a Esperanza, a la que dice que su hermana se ha vendido al mejor postor.

Rolando hace saber a Danilo y Guadalupe que tiene esperanzas con Maria Iris pues pasó la noche con ella y ahora vivirán juntos. Sin embargo al volver a casa descubre que la chica se ha marchado y se ha llevado sus cosas. Sale a buscarla y se topa con Leonorilda, quien le pide que no haga sufrir a Betzabé con falsas ilusiones. Él busca a la muchacha y le pide que comprenda que no la puede amar, pues si corazón aún le pertenece a Maria Iris.

Daniel y Alma se hacen novios y tienen una relación estable. Cuando Patricio y Maria Iris visitan el club y se enteran, él se ríe de su amio asegurando que su novia es mayor y parece que cuidará de su mamá, por lo que como pareja resulta patética. Alma se defiende y asegura que es todavía más patética Maria Iris, quien se dice ser de sociedad y en realidad vive en la pobre vecindad de un barrio marginal y, encima, se vende al mejor postor para así salir de su pobreza. La muchacha es humillada por muchas personas del club por lo que sale corriendo y jura que todos se arrepenteirán cuando ella cobre venganza. Patricio le promete que se casarán aunque el mundo entero se oponga. La besa apasionadamente y esto llena de dolor a Silvana, quien revela a Alma y Daniel tener deseos de ver a Maria Iris sola y destruida.

La amistad entre Leonorilda y Guadalupe crece por lo que él comienza a sentir algo por ella y viceversa. La mujer le revela a Esperanza cuanto desea rehaceer su vida desde que el padre de Betzabé la abandonó, estando aún embarazada. Esperanza le da fe de que Guadalupe es un buen amigo y vecino, un buen hombre y un buen padre, por lo que seguro será un buen compañero.

Víctor está dispuesto a dar con su hermana pero no hay pistas de ella por lo que se entrevista con Braulio, quien le hace saber que no conocía a Karina, callando cuando el investigador le dice estar al tanto de que la chica fue asistente y algo más que una amiga de su hijo. Braulio le pide que entonces hable con Patricio, al que alerta por teléfono para que no se presente a trabajar durante un buen tiempo, revelándole lo que sucede. Patricio entonces decide adelantar su boda con Maria Iris y se lo hace saber. Ella intenta resistirse pero ante la repentina presencia de Silvana besa a su novio y acepta, instalándose en su nuevo departamento. Al quedar sola se magina en ese lugar siendo feliz con Rolando, al que llama para que la visite. Este lo hace con una bolsa de verduras y cuando ella lo besa la rechaza preguntándole como ha conseguido vivir allí. Lo descubre cuando aparece Patricio y le pregunta qué le parece su prometida, a la que besa para luego dar a Rolando una propina, pensando que es un verdulero que ha llevado un encargo a su futura esposa. Afuera del edificio, Rolando llora y golpea un muro, lleno de frustración. Se desahoga con Guadalupe, al que promete que esta vez todo entre él y Maria Iris se ha terminado y luchará por salir adelante por él, no por hacerla feliz a ella.

Nuria y Braulio discuten y ella le dice saber que tiene una amante y aunque él lo niega ella ya está convencida. Le cuenta de los mensajes y llamadas anónimas que ha recibido durante mucho tiempo y el hombre, lleno de rabia, sale de casa. La mujer se desahoga con Dolores, la cual le asegura que el destino pondrá las cosas en curso nuevamente. Por su parte Braulio discute con Maleny, quien niega ser la que llama a su esposa. Él la abofetea y le jura que la hará pagar si sabe que desea separarlo de su familia. Calla cuando esta le pregunta si la matará igual que su hijo, Patricio, hizo con Karina Estrada.

Rolando le cuenta a Danilo que descubrió que Maria Iris se casará. Este a su vez se lo dice a Carolina, quien busca a su hermana en el departamento que ahora vive, asombrándose por los lujos que la rodean. Las dos discuten fuertemente y cuando Carolina sale del ahora hogar de su hermana le asegura que Esperanza sabrá la clase de mujerzuela que es y que se ha vendido al mejor postor. Maria Iris la jala de un brazo asegurando que no permitirá que diga nada y accidentalmente Carolina resbala por un barandal y cae al vacío, perdiendo la vida al impactarse contra el concreto. Aterrada, Maria Iris llama a una ambulancia haciéndose pasar por una vecina y no da la cara cuando Víctor aparece para investigar lo que sucedió, pues se disfraza de sirvienta e inventa que sus patrones salieron de viaje con sus hijos.

Cansada del olvido de su marido y de sus hijos, Olivia se ha refugiado en el alcohol y pronto se sorprende cuando al beber en los jardines de su casa descubre al sensual mozo, Jerry, lavando la alberca, en traje de baño. La mujer se deleta viéndolo y le ordena que le de un masaje. Él intenta resistirse pero ella lo amenaza con despedirlo. Recibe la visita de Nuria, quien desahoga la infidelidad de su esposo y se preocupa todavía más cuando Olivia le dice saber que Maria Iris es presunta responsable de la muerte de Héctor Blanquiarte, de quien fuera amante antes de conocer a Patricio.

Esperanza se entera de lo ocurrido a Carolina y se desmaya al saberla muerta. Por su parte Danilo acude a reconocer su cuerpo y llora amargamente por la pérdida. Todo el barrio acude a velar a la difunta y es durante su velación que el viudo cuenta a Rolando en donde murió. Este se alarma pues sabe que en ese edificio vive Maria Iris, quien se presenta a dar el pésame a su madre y se aterra cuando más tarde, a solas, Rolando la culpa de la muerte de su hermana. Maria Iris asegura que todo se trató de un accidente pero el confundido Rolando no le cree y le dice estar convencido ahora de que no solo es ambiciosa, sino perversa. La muchacha no sabe a donde acudir pues teme a estar en el departamento que le ha dado Patricio, por lo que acude a casa de sus futuros suegros, donde Nuria le hace preguntas sobre su pasado. La chica miente en todo y la audaz Nuria, al preguntarle de su romance con Héctor Blanquiarte, le le hace saber estar al tanto de su relación con el hombre así como de sus verdaderos orígenes y de porqué se comprometió con Patricio. Maria Iris asegura que todas son calumnias de sus enemigos y se marcha de regreso a la vecindad, donde no se separa un solo momento de Esperanza. Cual es su sorpresa cuando al enterarse de lo que ocurrió en su edificio Patricio, acompañado por Nuria, la busca en la vecindad, llenándola de vergüenza. Cuando el prometido le pregunta qué es lo que hace allí y Esperanza aparece detrás de ella y la chica le dice que ha ido a darle el pésame a su sirvienta. Rolando interviene diciendo que eso no es verdad y una riña entre los hombres se presenta por lo que Nuria pide a su hijo que se marchen. Rolando pide a Maria Iris que los acompañe y esta le pide un momento para despedirse de Esperanza, quien sufre por su rechazo. Maria Iris intenta hacerle comprender que para llegar lejos debe dejar atras su pasado y que cuando sea rica la enseñará a vestir y comportarse para que esté a su altura. Resignada, Esperanza seca sus lágrimas y asegura entender a su hija por lo que deja claro que lo mejor es que respeten la decisión que ha tomado: Que no se vuelvan a ver, pues desde ese momento sus dos hijas están muertas para ella. Maria Iris intenta abrazarla pero la mujer la rechaza y le pide que siga su camino. Cuando Maria Iris se va, Esperanza se derrumba vuelta un mar de lágrimas y se apoya en Rolando, al que pregunta qué hicieron mal ella y Rodolfo para que Maria Iris sea así. Por su parte Maria Iris abandona la vecindad en medio de lágrimas y sube al auto de su amado Patricio, marchándose del lugar para siempre.

AGOSTO 2017. Silvana insiste en recuperar a Patricio a pesar de que Germán y Olivia se lo prohíben, al grado que el padre amenaza con desheredarla si insiste en unir su vida a alguien que solo la ha hecho sufrir. La muchacha no teme a las amenazas y por ello Germán reprocha a su mujer el no haber educado a su hija para que se de a respetar. Discuten y cuando Ursula se sirve una bebida el hombre se la arrebata y arroja la copa contra la pared, revelando estar cansado de vivir al lado de una borracha. Olivia llora y se queda dormida en un camastro del jardín. Tempranamente despierta y descubre a Toný dandose un baño en la piscina. Lo sigue hasta su cuarto, donde lo sorprende bañándose pues el hombre ha dejado la puerta abierta. La sorprende espiándolo, la toma de la mano, y la besa, por lo que se duchan juntos.

Maria Iris acude al entierro de Carolina, presenciandolo desde lejos. En el cementerio conoce a Víctor, el cual le dice estar investigando la muerte de la occisa. Cree conocerla de alguna parte mas la chica lo niega y, nerviosa, se marcha. El hombre sin embargo asegura tener su imagen en la cabeza y luego habla con Danilo, al que le dice saber que algunos vecinos escucharon a dos mujeres discutiendo en los pasillos del edificio mas nadie vio el accidente que sufrió su mujer, ni si fue provocado. Esto lo escucha Rolando, quien con profundo dolor le hace saber a Esperanza que fue Maria Iris la responsable de la caida en la que Carolina perdió la vida. La mujer llora amargamente y se refugia en Dios, preguntándose como pudo haber dado a luz a un monstruo.

Pasan unos días y Patricio y Maria Iris se casan en una recepción privada, en la casa de los Labastida, donde ella se ha instalado y padece las insinuaciones de Nuria, la cual no se siente a gusto con ella. Pronto las mujeres discuten y cuando Maria Iris se desenmascara diciendo que un día ella será dueña y señora de esa casa, aparece Patricio para decirle que no será así y le prohíbe que vuelva a hablarle así a Nuria, a la que debe respetar por ser ruperior a ella, que no es más que una pobre e insignificante gata de barrio. Maria Iris se estremece ante las palabras de su marido.

Danilo trabaja arduamente y Guadalupe le aconseja que se tome unos días de descanso y ya supere la muerte de Carolina. El muchacho llora ante su jefe, al que dice no poder concebir la vida sin ella.

Gracias a Germán, A Braulio se entera de quién es la persona con la que se casó Patricio, al que recrimina el haberle ocultado la verdad. Patricio defiende su pasión por Maria Iris y asegura que no se separará de ella nunca. Luego Braulio enfrenta a solas a su nuera, a la que hace saber que el dueño de todo es él y que Patricio no tiene nada, por lo que no recibirá un solo centavo de su dinero. Cancela cuentas y quita el auto a su hijo, al que da un plazo límite para que busque donde vivir, haciéndole saber que el departamento de soltero que tenía lo ha vendido. Patricio pide ayuda a Nuria, quien intercede por él ante Braulio, el cual no piensa permitir que Maria Iris se salga con la suya, aunque eso implique hacer sufrir a su hijo. La situación hace que el nuevo matrimonio discuta y que Maria Iris reproche a Patricio de haberla engañado pues solo es un títere de su padre. Él la acusa de ser una muerta de hambre y oportunista que creyó que se beneficiaría de él. Maria Iris lo abofetea por haberla engañado y constantemente le repite que es un perdedor por lo que él la abofetea y cuando la chica se dispone a marcharse la toma del cabello y la hace suya con violencia, para luego dejarle claro quién es el que manda, así como recordarle que con él no podrá jugar como hizo con Héctor y Rolando, pues se ha topado con la orma de su zapato. Humillada y ofendida, Maria Iris llora recordando la ternura del amor de Rolando, dándose cuenta de que fue una estúpida que se dejó llevar por sus sueños y ambiciones.

Jerry descubre que por medio de Olivia puede sacar ventaja y por eso usa su sensualidad para provocarla, hasta lograr que ella acuda a su cuarto, donde la hace su mujer, haciendole descubrir una pasión que creía olvidada, con su erotismo.

Rolando descubre que Betzabé es una muchacha con muchas aptitudes y de buen coraón pues ayuda a Esperanza en su tienda. Las visita para hacer unas compras y brinda total apoyo a la mujer, quien no se repone a encontrarse sola en la vida, deprimiéndose cada vez más, sin que sus vecinos ni Leonorilda puedan hacer algo para alentarla. Es justamente Leonorilda quien hace una visita a Maria Iris para enterarla de la salud de su madre pero la muchacha, al recordar como su progenitora la despreció, llena de orgullo se niega a ir a verla y presume a su ex vecina los lujos de los que vive rodeada. Antes de marcharse, Leonorilda advierte a Dolores de tener cuidado con la muchacha pues no es una buena persona y siempre hizo sufrir a su familia.

Silvana se encuentra con Patricio en el club e insiste en que sigan viéndose. Él no hace más que burlarse de ella y la acusa de ser patética. Aparece Elías y pregunta a su amigo porqué ha insultado así a su hermana y discuten por lo que la amistad se termina. Patricio exige a Silvana que se aleje de él pues jamás se fijaría en alguien como ella. Al salir del lugar se topa con Víctor, quien lo detiene para hacerle unas preguntas sobre Érika. Patricio acepta que sostuvo una relación con la desaparecida pero que al terminar con ella no volvió a verla y cuando la buscó fue demasiado tarde pues ya nunca pudo encontrarla.

Al visitar el edificio en que murió Carolina y acercarse a las puertas de lo que fuera su departamento, Maria Iris descubre que Braulio tiene como amante a su asistente y amenaza con contarle la verdad a su familia si él no devuelve a Patricio lo que le pertenece. El hombre ríe de su nuera y la amenaza con deshacerse de su madre y su pobre tienda de abarrotes hasta verla suplicando piedad si ella dice una sola palabra. Maria Iris no muestra miedo y acepta el reto. Llama por teléfono a Patricio para decirle que se encuentra con su padre y ambos deben decirle algo muy importante. Patricio se presenta en la oficina de Braulio, quien le devuelve todo lo que le quitó, llenandolo de felicidad, lo mismo que a Maria Iris, quien dice a su marido etar dispuesta a todo por él y demostrarle que lo ama de verdad. El hombre queda a solas con su padre, quien le dice que la muchacha lo ha amenazado con decirle a Nuria que tiene amoríos con Maleny, por lo que deben cuidarse de ella. Patricio asegura que tiene todo bajo control pues con unos golpes su esposa entendera pero Braulio le advierte que si continúa tratando así a su mujer cometerá la misma estupidez de hace años, cuando por sus arranques mató accidentalmente a una antigua novia. No saben que Maria Iris los espía y ahora esta se ha aterrado al saber que se casó con un asesino.

Betzabé sufre un atraco en la calle y es defendida por Rolando, quien es apuñalado y llevado de emergencia a la cruz roja, donde la chica rinde una declaración y se desahoga en brazos de Leonorilda, mientras que el desesperado Guadalupe pregunta por la salud de su hijo, el cual finalmente logra salvar su vida.

Maria Iris visita a Esperanza pero esta insiste en rechazarla y la desconoce. Cuando la muchacha la toma de las manos para pedirle que la mire, pues es su hija, la mujer le dice que eso no es verdad, que sus hijas murieron y ella solo es la asesina de Carolina.

Patricio exige a Maleny que se olvide de su padre pues no permitirá que destruya a su familia. La mujer le pregunta, descarada, si la asesinará igual que a Karina. Él asegura que eso se trató de un accidente sin percatarse de que ella lo está grabando con su celular y luego de mostrárselo a Victpor, le hace saber a este todo lo relacionado con Patricio y Karina mas no hay pruebas que puedan inculcar al muchacho puesto que el cuerpo de la mujer no aparece en ninguna parte. Víctor lamenta que su hermana se haya tenido que relacionar con gente tan peligrosa y teme a que quizás su cuerpo nunca aparezca y el responsable de su muerte no pague.

Jerry comienza a abusar de la confianza y deseos pasionales de Olivia, a la que pide dinero argumentando que tiene una madre muy enferma. La mujer le da todo cuanto necesita a cambio de que él la haga suya, aprovechándose de que los dos pasan tiempo en la casa, completamente solos. Esta relación la descubre Fidelia, la sirvienta, a quien el mozo pide que no diga nada. Ella le advierte que se meterá en serios problemas cuando los patrones se enteren y él intenta tranquilizarla en sus brazos, con caricias a las que ella intenta resistirse.

Finalmente Rolando revela a Danilo que Maria Iris fue la responsable de la muerte de Carolina y que todo se trató de un accidente. Danilo enfurece y busca a Esperanza, quien le dice que ella también lo sabía y por eso despreció a su hija menor. El atormentado viudo destruye todo a su paso sin que Rolando pueda calmarlo. Quiere venganza pero su amigo no está dispuesto a permitir que también se convierta en un criminal. Lo tranquiliza luego de que se desahoga llorando, preguntándose por qué Maria Iris es tan perversa. Rolando le hace saber que la chica solo está confundida, inconforme con su pobreza y deseosa de sobresalir. Danilo asegura que Maria Iris posee una pobreza de la que nunca podrá huír y esa es la pobreza del alma.

Víctor hace preguntas a Nuria y Dolores. Al encontrar al policía en su casa, Braulio se pone nervioso y lo echa. Calla cuando el investigador le pregunta si él es cómplice de la desaparición de Karina. Nuria pregunta a su marido qué es lo que está pasando y este le asegura que nada grave. Pero Dolores sabe la verdad y en privado pide al hombre que hable pues de lo cotrario todo será peor para Patricio. Braulio, furioso, exige a la sirvienta que calle y le jura qu esu hijo jamás pisará una cárcel, pues antes lo prefiere ver muerto.

Daniel lleva a Alma a su casa para presentarla con Olivia, a la que descubre fornicando con Jerry. Confundido y furioso, el muchacho pide a su novia que salgan y al conducir a gran velocidad sufren un accidente automovilístico. Olivia se siente responsable e intenta calmar a Germán, quien teme por la vida de su hijo, el cual logra salvarse, lo mismo que Alma. Luego Olivia pide a sus empleados que no digan nada de lo que sucedió en su casa y da a Jerry dinero para que desaparezca un tiempo.

Patricio discute con Maria Iris, quien desea lujos excesivos que él no está dspuesto a darle. Se entera de lo sucedido a Daniel y acude al hospital para pedirle a su amigo que vuelvan a ser los de antes. Se va luego de que Daniel lo rechaza y le hace saber que tiene justo lo que merece: Soledad y una esposa como Maria Iris, quien a su vez visita a Alma para hacerle pasar un mal rato. Alma le asegura que todo lo que tiende a subir cae y que su caida será letal y tan dolorosa, que no querrá vivir con ella.

Danilo hace saber a Rolando que Betzabé en realidad se ha enamorado de él y debería darle una oportunidad. Sin embargo Danilo está concentrado en los trámites de su título profesional ahora que ha terminado su carrera, dispuesto a dejar de ser un simple cargador y verdulero para demostrar a Maria Iris de qué está hecho, ahora que es un ingeniero. Por su parte Danilo aconseja a Betzabé que no se haga ilusiones pues Rolando está obsesionado con una mujer imposible que no está dispuesto a olvidar.

Leonorilda y Guadalupe hablan de lo que sienten el uno por el otro y comienzan una relación sentimental que llena de alegría a todos sus conocidos. Más a Esperanza, quien hundida en la depresión nos e repone a la pérdida de sus hijas y su marido.

Silvana sufre cuando Daniel le revela que descubrió que su madre tiene un amante, aunque jamás pudo verle el rostro. Silvana acude a enfrentar a Olivia, quien la abofetea negando lo que Daniel le ha dicho y tras ello recontrata a Jerry, al que pide que vuelva pues nadie logró verlo a él. No sabe que Fidelia está al tanto de todo y que, cegada por la pasión que siente hacia el mozo, ha comenzado a intrigar ante Silvana.

Gracias a una trampa de Maria Iris, Nuria descubre que es Maleny la amante de Braulio pues los ve besándose sin que estos noten su presencia. Calla y se marcha sin más y alista sus maletas mientras hace saber a la fiel Dolores que no piensa permitir vivir en silencio, callando todo lo que sabe y fingir que no pasa nada. La sirvienta le dice que Patricio necesita de ella pues es manejado al antojo de su padre, quien lo tiene amenazado. Aparece Maria Iris para revelarle a su suegra que su hijo asesinó a una novia y que la policía esta investigando la desaparición de esta. Dolores enfrenta a la chica, la cual le recuerda que ella no es más que una sirvienta y no tiene autoridad para criticarla o cuestionarla, mientras que Nuria reclama a Braulio el habérselo ocultado así como serle infiel con su asistente. El hombre reacciona de manera agresiva y jura a su esposa que si intenta abandonarlo la dejará en la calle. Patricio los escucha, interviene, y recibe una cachetada de su madre, la cual le dice estar enterada de todo. A la mente de Patricio viene el recuerdo de la muerte de Karina y sufre una crisis que asusta a Maria Iris, a la que trata con violencia pues ella no hace más que insultarlo y humillarlo. Él la tom del cuello y le dice saber que es una farsante a la que él compró como un juguete con el cual deseaba divertirse, por lo que ahora debe servirle y estar a sus pies, pues sabe que no es más que una impostora que buscaba encajar en la alta sociedad, engañándolo, cuando en realidad quien la engañó a ella fue él. Maria Iris amenaza con denunciarlo por la muerte de Karina, así como de divorciarse de él pero el muchacho no está dispuesto a permitirlo y la encierra bajo llave, asustando a Nuria y Dolores, mientras que Braulio lo abofetea y lo acusa de ser un estúpido, pues ahora deben deshacerse de Maria Iris de la misma manera que lo hicieron con Karina.

Leonorilda y Esperanza aconsejan a Betzabé para que se olvide de Rolando y ponga los ojos en alguien más que merezca la pena. La chica se sorprende cuando Esperanza le habla de Danilo, asegurando que es un muchacho bueno, noble y trabajador que podría hacerla feliz. Betzabé entonces habla de frente con Rolando, al que intenta besar y, ante su rechazo, le pregunta si tiene una oportunidad con él. Este le dice que solo puede verla como una amiga y es por ello que la chica se refugia en grazos de Danilo, con quien llora haciéndole saber cuanto le duele el rechazo del chico al que ama.

Silvana conoce a Arturo Santibáñez, un importante y joven ingeniero que se enamora de ella desde el primer momento y la invita a salir. Sin embargo ella se niega a llegar a algo con él pues está obsesionada todavía con Patricio. Por ello Alma se entromete y le pide que tenga dignidad y se de una oportunidad, olvidándose del hombre que la rechazó tantas veces.

Al intimidar con Germán, Olivia solo piensa en la sensualidad de Jerry y las caricias de su marido le resultan asquerosas, por lo que lo rechaza. Este la nota extraña y le pregunta que le sucede. Ella finge sentirse mal y al quedar a solas llama a su amante pero este no le contesta pues se está duchando. 
Sin embargo Silvana ha descubierto la llamada y jura que logrará desenmascarar a su madre, ante la cual finge que le ha creído y que no pasa nada. Por o que la mujer, cautelosa, se da rienda suelta con su empleado, al que visita en su cuarto, siempre espiados por Fidelia, quien dice a Silvana que Jerry oculta algo y no le parece que sea una buena persona. Por ello la chica busca al mozo y le pide su documentación pue quiere verificar que sea una persona digna de trabajar en su casa. Él le muestra todo y luego acude a Fidelia, a la que amenaza con hacer que le echen si se atreve a meterlo en problemas.

Maleny descubre que está embarazada y sabe que ese hijo es de Braulio. Recuerda que Karina desapareció luego de haberle revelado su embarazo a Patricio mas cree que ella será inteligente y sabrá atrapar al hombre. Le hace saber de su estado y éste le ordena que se deshaga de la criatura que espera. La mujer lo amenaza con decirles todo a Patricio y Nuria si rechaza al hijo que tendrán. Augusto se ríe de ella, malévolo, y le recuerda quién es él y de lo que es capáz. La amenaza con deshacerse de ella si se atreve a desafiarlo. La mujer llora y promete que se deshará de la criatura pero en realidad se ha llenado de sed de venganza y decidida a dar un golpe bajo al hombre se presenta ante Nuria para contarle de su embarazo, sorprendiéndose cuando esta le dice que ya lo sabía y que no la beneficiará divorciándose de su marido, por lo que tendrá que vivir como madre soltera de un bastardo al que le tendrá que dar muchas explicaciones cuando crezca. La dolida Maleny se va y llora en soledad, maldiciendo a Braulio.

Patricio ha encontrado un departamento al cual mudarse con su esposa, a la que encierra bajo llave en una habitación. Estas acciones preocupan a Nuria, quien teme a que su hijo pueda cometer una locura. Es Dolores quien pide a Braulio que haga algo pero Patricio está fuera de control y no piensa en las consecuencias de nada.

Encerrada en su habitación, Maria Iris encuentra un teléfono celular desde el cual llama a Rolando, al que cuenta que la tienen secuestrada y pide ayuda. El muchacho llama a la policía y se pone en contacto con Víctor Estrada, quien al saber en donde se encuentra la víctima sabe que es una gran oportunidad para atrapar al asesino de su hermana. Cuando Rolando llega a casa de los Labastida, entra por la fuerza, enfrentando a Patricio a golpes pues este se niega a dejarlo ver a su esposa. Sin embargo Osvaldo es insistente por lo que su rival lo amenza con un arma de fuego, dispuesto a todo para no permitir que le arrebaten a Maria Iris. Rolando, valiente, lo enfrenta y al forcejear el arma se dispara. Aparece Víctor con todo un equipo policiaco y descubre que es Patricio quien ha salido herido por lo que lo envía a un hospital mientras que junto con Rolando acude a rescatar a Maria Iris, quien con llanto revela saber que su marido mató a una mujer en el pasado. Es llevada a declarar, acompañada a todo momento por Rolando, al que se aferra, pidiéndole perdón por su rechazo y haber estado ciega para creer en las promesas de Patricio.

SEPTIEMBRE 2017. Braulio se entera de lo sucedido a su hijo y acude al hospital, donde Nuria lo culpa de las reacciones de su hijo, al que siempre consintió y a la vez dominó, obligándolo a actuar en contra de su voluntad. Palidecen cuando Víctor les hace saber que su hijo se encuentra en calidad de detenido hasta no demostrarse su inocencia, cauando aparezca el cuerpo de la difunta Karina. En ese momento Braulio se siente devastado pues su prestigio y apellido se verán hundidos en el lodo. Nuria lo abofetea y le exige que reaccione pues no es posible que le importe más su nombre que la vida y futuro de su hijo.

Arturo Santibáñez no deja de pensar un solo momento en Silvana y habla con Alma, quien fuera hermana de su mejor amigo, para pedirle que lo ayude. Alma le cuenta todo por lo que Silvana ha atravezado gracias a Patricio y le aconseja que tenga paciencia y de tiempo al tiempo pues finalmente Silvana descubrirá que merece darse una oportunidad de ser feliz. Por su parte Silvana no se separa un solo momento de Nuria, a la que ofrece todo su apoyo. Al enterarse del delito por el que Patricio se encuentra detenido a causa de las acusaciones de Maria Iris, la resentida Silvana jura que se encargará de hacerle la vida imposible a la chica.

Maria Iris le cuenta a Rolando como fue el accidente en que Carolina perdió la vida y con el cual ha tenido que cargar como si fuera responsable de él. El chico le cuenta que ahora es ingeniero y comenzará a trabajar en una constructora. A la vez la lleva con Esperanza, la cual se resiste a ver a su hija hasta que Rolando le dice que todo se ha aclarado y la muerte de Carolina fue un accidente. Maria Iris se aferra a su madre, quien se niega a aceptarla.

Braulio habla con Patricio y le dice todo lo que debe decir a las autoridades pero el muchacho no está dispuesto a seguir mintiendo ya que Víctor le ha aconsejado que confiese para que su pena sea menor. Braulio sin embargo se opone a que alguien de su familia pise la cárcel y lo acusa de ser un estúpido por haberse casado con Maria Iris, pues esa mujer solo ha simbolizado su perdición.

Betzabé sufre cuando ve a Rolando hablando con Maria Iris, quien llora y traas pedirle perdón lo besa, siendo correspondida. La pobre Betzabé se refugia en brazos de Leonorilda, a la que dice estar decidida a olvidar al chico e intentar ser feliz con alguien más. Por su parte Rolando lleva a Maria Iris a su casa para que esta pase la noche pero Guadalupe se opone a que la chica se quede bajo su mismo techo, discutiendo por ello con su hijo, el cual lleva a su amada a una posada, donde ambos duermen luego de hacer el amor. Ella tiene un sueño en el que se ve sumergida en una absoluta miseria. Asustada, despierta y en silencio sale del cuarto para dirigirse a casa de los Labastida, donde hace una maleta con sus pertenencias y joyas que incluso roba a Nuria. Es descubierta por Dolores, quien impide que se lleve nada y la echa a empujones asegurando que se marchará tal y como llegó: Con una mano por delante y otra por detrás. Maria Iris maldice a la mujer y entonces acude al club, donde Silvana la enfrenta delante de la gente, gritando que no es mas que la hija de unos verdularios muertos de hambre, que no vale nada pues encima, es una ratera que quiso robarse las joyas de su suegra, la madre del hombre al que utilizó para escalar socialmente. A esto se suma Alma, quien le pide que se marche y no vuelva más al club de un círculo al que no pertenece y jamás pertenecerá, pues no es más que una basura impostora que no vale absolutamente nada, responsable de los fatales destinos de Héctor y hasta de su propia hermana. Maria Iris es repudiado por todos en el club por lo que su vida dentro de la alta sociedad está destruida. Se marcha entre insultos y señalamientos, sintiendo que lo ha perdido todo. Acude al hospital, donde discute con Braulio, al que le dice que ella tiene derechos como la esposa de Patricio y que, en caso de que este muera, como su viuda merece una indeminización. Nuria la abofetea y maldice, mientras que Braulio le jura que si no se aleja de ellos se encargará de que lo pase muy mal.

Víctor cree que por fin la vida le hará justicia a su hermana y al interrogar a Patricio este asegura no saber donde se encuentra el cuerpo de Karina, contando que discutieron cuando ella le dijo estar embarazada y él, en un arranque, forcejeó con ella y al empujarla la estampó contra una pared, pegándose la occisa en la cabeza. Asegura que tras el incidente huyó y días después, cuando volvió al lugar del crimen, ya no la encontró. Víctor no cree en su versión y lo presiona para que diga algo más pero el hombre asegura que así sucedieron las cosas por lo que el investigador sospecha que su detenido está protegiendo a alguien.

Olivia se revuelca con Jerry, a quien da más dinero. Fidelia sabe lo que están haciendo y ante la repentina presencia de Germán en casa se pone nerviosa y trata de impedir que el hombre suba a su habitación. Este sospecha que algo pasa y sube de inmediato mas encuentra a su esposa duchándose mientras que Jerry ha escapado por el balcón, siendo descubierto por Daniel, quien lo toma por la espalda y lo golpea, exigiéndole que se marche de su casa. Se arma tal escándalo que Olivia y Germán intervienen poniendo orden y paz. Luego Daniel enfrenta a su madre y le dice sabeer que el mozo es su amante, acusándola de ser una adúltera. Esto lo escucha Silvana, la cual insulta a su madre, la cual la abofetea y confiesa no amar más a Germán, quien la ha rechazado como mujer desde hace tiempo y con quien sigue atada solo por ellos, refugiándose en el alcohol y ahora en las caricias de un muchacho que le devuelve algo de la vida que creyó haber perdido. Ingrid acude a enfrentar al jardinero, al que echa de la casa y le exige que no se acerque a su madre nuevamente o de lo contrario lo hará arrepentirse. Jerry se niega a irse al menos que su patrona se lo pida y se encierra en su habitación, donde Fidelia le pide que reaccione pues sus patrones son gente poderosa y le pueden hacer daño. Él, descarado, toma a la sirvienta en sus brazos y le hace saber que le dará algo con lo que siempre ha soñado. La besa y se la lleva a la cama, siendo descubiertos por Olivia, quien se abalanza contra él, a cachetadas, y le exige que se marche de su casa. Jerry no tiene más remedio que irse ante las amenazas de la mujer y los hijos de esta.

Maleny se sorprende al leer en un periódico lo sucedido con Patricio. Asegura que si Braulio no quiere saber nada del hijo que tendrá, tampoco volverá a saber nada de su consentido y protegido. Se sorprende aún más cuando el hombre aparece ante ella, casi destruido, y le pide que lo ayude pues la situación por la que atraviesa es fatal. Intenta desfogarse con ella pero la mujer lo rechaza y le dice que no trabajará más para él y le pide que se marche de su casa. Él lo hace no sin antes burlarse de ella y advertirle que si no se deshace del bastardo al que espera él se encargará de que lo pierda.

Silvana cuenta a Daniel y Alma toda la rabia que siente hacia Maria Iris y se sorprende cuando al lugar donde se encuentran llega Arturo con un ramo de flores para ella. Le asegur que no se dará por vencido hasta que ella acepte salir con él. Todo parece ir muy bien pero la muchacha se marcha asegurando que no necesita de chaperones ni un principe azúl para olvidarse de lo que todavía siente por Patricio.

Maria Iris se encuentra destruida y se niega a regresar al mundo de pobreza en el que creció. Se encuentra con Leonorilda, quien le aconseja que tome la tienda de abarrotes de sus padres y la levante, pues es un negocio noble que, con el tiempo, le dará las ganancias necesarias para hacerse de una fortuna. Maria Iris estalla en llanto reclamando que nadie entienda que lo importante no es solo tener mucho dinero, sino amistades distinguidas, vivir en un mundo inalcanzable y ser deseada y envidiada por todos. Leonorilda le asegura que de seguir volanndo alto, sin poner los pies en la tierra, estará condenada a vivir inconforme, entre un sueño y la realidad.

Danilo lleva a Esperanza algunos víveres y la mujer le agradece el ser tan bueno. Le pide que ponga los ojos en una muchacha que lo haga olvidar un poco a Carolina y lo sorprende al decirle que Betzabé es la indicada, pues es de buena familia, noble, sincera, y trabajadora, pues gracias a su dedicación y la de Leonorilda pronto abrirán su tienda de costura. Esto hace que Danilo ponga los ojos en la muchacha, quien le cuenta que necesita de un socio para su tienda, en la que coserá vestidos de toda ocasión, así como ropa para bautizos y primeras comuniones. Contento, Danilo le cuenta de los ahorros que tiene y que ha buscado invertir por lo que se ofrece como su socio. Feliz, la muchacha lo abraza y entonces ambo se estremecen cuando sus caras quedan pegadas una a otra.

Maria Iris pide a Esperanza que la deje quedarse con ella en la vecindad pues no tiene a donde ir. La madre acepta entregándole el que fuera su cuerto y le hace saber que si se quedará con ella tendrá que trabajar en la tienda de abarrotes, como empleada, no como si fuera la patrona. Maria Iris no tiene más remedio que aceptar y se desahoga con Rolando, quien a su vez, a pesar del enojo de Guadalupe por abandonar la central de abasto, comienza a laborar con una compañía constructora con la que piensa abrirse camino.

Alguien penetra en el cuarto de hospital de Patricio y lo sorprende dormido por lo que lo asfixia con una almohada. Es Víctor quien descubre al hombre muerto y al enterarse del deceso, los Labastida sufren y se extrañan ante la indiferencia de Maria Iris, a la que han intentado contactar por teléfono sin que esta se digne a responderles, pues no quiere escuchar más ofensas ni reclamos. Sin embargo Dolores habla con Silvana y Daniel para pedirles que le digan en donde vive Maria Iris. Estos creen que lo mejor es mantener a la viuda al margen o de lo contrario querrá sacar ventaja y Dolores lo acepta pero no así Alma, quien va a la vecindad y entera a Maria Iris que, gracias a ella, de nueva cuenta alguien ha muerto. Rolando defiende a su amada y Alma le aconseja que se aleje de ella antes de que sea demasiado tarde pues todas las personas a las que la chica ha tocado han muerto, como si estuviera maldita. Se va dejando a Maria Iris aferrada a los brazos de Rolando, quien le pide que deje el pasado atrás pero una vez a solas ella cree que es su oportunidad para hacerse de una fortuna y se presenta en el funeral de su ex marido como una viuda sufrida. Desde luego nadie se lo cree y Braulio le exige que se largue o de lo contrario él la mandará a echar. La chica lo reta a que lo haga y es él mismo quien la saca de la funeraria y la arroja a la calle, haciéndola caer en un charco de lodo. Asombrada, Maria Iris mira como todos aquellos que la desprecian gozan al verla rendida y jura que se arrepentirán, así como que peleará por lo que por derecho le pertenece por ser la viuda de Patricio.

Silvana sufre por la muerte de Patricio y se refugia en Arturo, quien le pide que se de una oportunidad para olvidarlo. La besa y de nueva cuenta ella lo rechaza.

Víctor hace saber a Maleny de la muerte de Patricio y esta asegura sentrse feliz de que por fin a Augusto le hayan dado donde más le duele. Sin embargo se asombra cuando el policía le dice que la muerte de Patricio no fue natural y está investigando quién pudo haberlo matado. Maleny piensa de inmediato en Maria Iris por lo que el policía acude a buscarla para tomarle una declaración. De inmediato la descarta como sospechosa y de pronto, al recordar las palabras de Maleny y todas las razones que esta tenía para hacerle daño a Braulio, cree que esta pudo haber causado la muerte del occiso. Le pide que le diga la verdad y ella niega rotundamente que sea capaz de matar a alguien. Luego el policía se lo comunica a los Labastida, quienes también sospechan de Maria Iris mas el investigador les hace saber que la chica es inocente. 
Atormentado, Braulio asegura que entonces fue la propia Maleny, en venganza, revelando que cuando Patricio le confesó haberla matado él mismo acompañó a su hijo para envolverla en una alfombra y llevarla a un voladero, mismo al que la arrojaron, seguros de que alguna laguna o corriente de agua pudiera alcanzarla. El preocupado Víctor acude al lugar con todo un equipo para buscar ese cadaver mientras que Braulio es detenido y enviado a prisión por su complicidad, llenándo esto de profundo dolor a Nuria, quien se refugia en Dolores y cree que lo mejor es divorciarse de su marido.

Maria Iris y Rolando se han reconciliado y ella comienza a trabajar en la tienda de sus padres, descubriendo que en el barrio no la quieren pues nadie se acerca a comprar. Cuando reprocha esto a su madre, esta le dice que solo está cocechando lo que sembró y que esto solo es el principio de lo que le espera.

Olivia se hunde en el alcohol y esto causa discusiones entre ella y Germán, a quien Daniel le hace saber que solo él es responsable del estado de su mujer pues por dedicarse a su trabajo la ha olvidado. El matrimonio decide que quizás lo mejor es separarse y gracias a las suplicas de su hijo Olivia decide internarse en una clínica de rehabilitación para alcohólicos., dispuesta a ser la que una vez fue.

Arturo hace saber a Alma que no está dispuesto a rogarle a Silvana pues todo tiene un límite y, aunque la muchacha le gusta mucho, no está dispuesto a padecer más groserías. La amig habla con la chica y le pide que reaccione pero Silvana está cegada. Reacciona finalmente cuando Alma le hace saber que esta ve no hay manera de que pueda recuperar a Patricio, pues está muerto y no será ni para ella ni para nadie. Silvana llora, desaahogando la frustración que siente por el rechazo del chico al que siempre amó. Alma la abraza y le recuerda que la vida le está brindando una nueva oportunidad por lo que no debe dejarla escapar.

Danilo conoce a Jerry y lo lleva a trabajar con Guadalupe en la central de abasto. El chico muestra tener disponibilidad y al decir que no tiene donde quedarse Danilo lo lleva a su cuarto temporalmente y lo presenta con Rolando. Es gracias a esta relación que el muchacho conoce a Maria Iris y se apasiona por su sensualidad y belleza, utilizando su encanto y seducción para atraer de vuelta a la gente a la tienda de abarrotes. En agradecimiento la chica se ofrece a hacer algo por él y él le pide que la deje ayudarla por las noches pues necesita de otro trabajo. Ella acepta sin sospechar que él tiene intenciones de enamorarla.

Semanas después Betzabé y Leonorilda abren su tienda de costura y en un arrebato la chica besa a Danilo, su socio, al que agradece que haya cumplido su sueño. Deciden hacerse novios, llenando de alegría a Leonorilda, a quien Guadalupe le pide que sigan el ejemplo de los jóvenes antes de que sea demasiado tarde y le propone que sea su esposa. Ella acepta y todos sus vecinos celebran la aegria de la que gozan. Pronto aparece Rolando con Maria Iris y la presencia de esta incomoda a los presentes por lo que regresa a s tienda, donde descubre a Jerry trabajando sin camisa, descubriendo que es muy sensual. Él intenta provocarla pero ella no cae en su juego y le deja claro estar muy enamorada de Rolando como para engañarlo con su empleado. Luego recibe una cita a la lectura del testamento de Patricio en casa de Nuria. Acude y allí es recibida por Dolores, quien la trata con indiferencia. Se lleva una gran sorpresa cuando se entera de que no recibirá nada pues Patricio no tenía una sola propiedad ni una sola cuenta bancaria a su nombre. Nuria sin embargo la presenta con mucha gente que ha acudido a un festejo, que es el de humillarla y mostrársela a la sociedad para que nadie más vuelva a caer en su juego. Maria Iris sale de inmediato del lugar y llora llena de amargura en la calle. Se encuentra con Rolando, quien la ha seguido y la abraza, asegurándole que a su lado ya nada le faltará pues llegará muy lejos.

Víctor dice a Maleny sospechar que su hermana quizás pueda estar viva y haber atentado contra la vida del hombre que supuestamente la mató. Maleny apoya esta idea así como cree que es inútil seguir buscando a Karina. Sin embargo el cuerpo de esta aparece muy pronto y esto llena de terror a la mujer, misma se desenmascara al intentar huir de la ciudad. Cuando Víctor lo descubre, va detrás de ella y la atrapa para interrograrla, exigiéndole que le diga si ella mató a Patricio. Maleny lo acepta y es llevada a prisión, donde confiesa que asesinó a su ex para vengarse de Braulio, quien al enterarse la maldice pues le arrebató lo único valioso que él tenía. Maleny le asegura que ella tendrá siempre a su hijo mientras que él ya no tendrá a nadie. Al enterarse de esto Nuria no hace más que acusar a su marido de las consecuencias de su engaño y su intransigencia y le presenta la demanda de divorcio.

Daniel y Alma deciden vivir en unión libre y dan la noticia a Germán, quien los felicita lo mismo que Silvana, quien se ha acercado más a Olivia, quien en el centro de rehabilitación le pide que intente ser feliz con quien la quiera y no se aferre un hombre, como hizo ella, pagado con creces su necedad. Es por ello que Silvana, al enterarse de que Arturo dejará la ciudad, acude a él para pedirle perdón por su rechazo y decirle que está dispuesta a intentar que al menos sean amigos, si él aún está dispuesto. Arturo la toma en sus brazos y la besa.

Jerry abandona la central de basto con el pretexto de querer ayudar a Maria Iris. Su interés por la chica despierta sospechas en Danilo, quien advierte a Rolando de que cuide a su amada pues la cree capaz de serle infiel hasta con su empleado.

Braulio sufre dentro de la carcel, cegado por los recuerdos de Patricio y cómo lo influenció al grado de que siempre decisiones equivocadas. Recibe una visita de Nuria, a la que le pide que vengue la muerte de su hijo pero la mujer se niega. Le dice que han quedado divorciados y que se irá del país, por lo que nunca volverán a verse. Se despide de él para siempre y el hombre sufre, gritando en su celda, abrasado por el destino que se labró.

Betzabé logra negociar un contrato en una empresa de costura a la que acude con Betzabé, cautivando a los directivos, los cuales las contratan para la confección de vestidos de novia. Las mujeres celebran esto con Danilo y Guadalupe, pues saben que si se empeñan pronto subirán como la espuma.

Rolando sale adelante y habla con su jefe directo, quien ha visto en él grandes aptitudes y le propone que sea su mano derecha desde ese momento, pues el chico ha logrado convencer a gente de la central de abasto para que permitan una construcción cerca de su lugar. Esto lo celebra el chcio con sus amigos de la central pero no con Maria Iris, quien se opone a ir a ese lugar en el que creció y que le trae malos recuerdos, pues fue donde su difunto padre se accidentó y perdió la movilidad en las piernas. Al estar sola tanto en la vecindad como en la abarrotera, es presa de los deseo carnales de Jerry, quien intenta abusar de ella, siendo descubiertos por Esperanza, quien pide auxilio en las calles. Jerry se da a la fuga y al cruzar una calle es atropellado, perdiendo así la vida. Sin embargo la situación hace que Maria Iris y Esperanza se reconcilien y ella pida a su madre perdón por todo el daño que le causó. Luego Maria Iris y Esperanza acuden a la central de abasto para apoyar a Rolando, quien se llena de felicidad al darse cuenta de que su chica por fin se tragó el orgullo, pues ha dado un paso adelante. Al regresar juntos a la vecindad el la toma en sus brazos y le promete que luchará para darle todo lo que se merece. Los dos se dan un fuerte beso de amor que llena de pasión a Maria Iris, quien llena de dicha le abre al amor sus alas de... mariposa de barrio.






FIN













© MARIPOSA DE BARRIO DR. 2017
Es un obra protegida y los derechos son propiedad de su autor.
Se prohíbe su copia y reproducción parcial y/o total
así como el uso de su contenido con fines de lucro.
(R) & (P) 2017